ADDITION MACHINE

Children are able to become active participants in their own learning through using manipulatives.  They are able to learn by physically handling and manipulating objects to explore a concept.

So we made an Addition Machine. We used an oval box and two paper rolls. Firstly we painted our box and two paper rolls, secondly we did two holes on the top to introduce our two paper rolls and we only had to write our mathematical symbols.

Now we can pour manipulatives into both paper rolls.  Then, we will be able to open the box and find the total number of manipulatives.  It is a great visual for addition.

Easy peasy!

Louvre Museum

Seguimos con nuestro proyecto de Francia en las clases de 4 años, así que hemos empezado a profundizar en la parte artística de éste país.

Para ello nos hemos adentrado en el Louvre, y nosotros mismos nos hemos convertido en pintores. Para ello hemos aprendido diferentes técnicas, como la acuarela y la témpera; y hemos aprendido a utilizar varias tonalidades del mismo color para pintar de manera más real.

Aquí podéis vernos concentrados en nuestros cuadros…

Maths are fun!

Durante todo este curso hemos aprendido muchos números nuevos. También hemos juntado dos cantidades y hemos descubierto que el resultado es un número más grande; a lo que le hemos puesto el nombre de sumar. Además hemos aprendido a leer, completar y escribir la operación matemática de la suma.

Pues terminamos el curso aprendiendo una nueva forma de utilizar los números. Estos últimos días hemos descubierto jugando con frutitas, que si tengo varias frutas y me como unas cuantas, luego me quedan menos que al principio. Una vez comprobado con varias frutas y varias cantidades diferentes, hemos descubierto que con las piezas de Numicon también podemos saber cuántas me quedan al final.

Aún no sabemos cómo se llama esta operación matemática, ni cómo se escribe, pero pronto lo descubriremos…

Farm Day!

Hoy hemos pasado un día muy especial en la Granja. Hemos visto un montón de animales, de hábitats y de climas del planeta. También hemos podido montar en poni, y hasta hemos visto la obra de teatro de “El árbol sabio”.

¡Aquí tenéis unas fotos para que podáis ver cómo hemos disfrutado!

Torre Eiffel

Hola a todos,

Hoy hemos querido convertirnos en arquitectos para fabricar nuestra propia Torre Eiffel de papel.

Primero hemos punzado algunas partes y otras las hemos troquelado con cuidado. Luego hemos juntado las cuatro partes y…

¡Voilà!

RAIN CLOUD GRAVITY PAINTING

When it rains gravity is pulling each rain drop towards the ground so we thought we would use gravity to help us make rain cloud art. This painting activity is so fun for the kids and a great way to add some extra learning in about the water cycle and rain. This month is certainly appearing to be full of Spring showers–all because of art time!

We have glued cotton balls to our paper to make clouds. And mixed water and liquid water colors together to make the paint.

And then, we have used the eye dropper to drip paint below our cotton ball clouds. Have them squirt onto the paper instead of into the cotton ball because the cotton ball absorbs the paint and then it takes longer to rain.

This kind of activity help us to improve fine motor skills and the way to pick up properly the pencil. We also get more concentration.

San Isidro 2018

¡Hola a todos!

Hoy celebramos San Isidro en el colegio, para lo que hemos venido todos guapísimos vestidos de chulapos y chulapas.

Hemos preparado un mantel gigante por la mañana para podernos sentar en nuestra pradera particular esta tarde para merendar todos juntos. Cada uno ha puesto su nombre en su parte del mantel y se ha dibujado con el traje de San Isidro.

También hemos aprovechado para bailar un par de chotis… ¡Qué difícil es!

 

Oh là là!

Buenos días a todos,

Hoy hemos querido convertirnos en pequeños franceses, por lo que hemos cogido nuestra foto y le hemos ido añadiendo elementos representativos de Francia.

Previamente habíamos ido recortando cada parte para continuar desarrollando nuestra motricidad fina.

¡Hemos quedado guapísimos!

¡Esperamos que os guste!

 

EL LECHERO L

Los niños del País de las Letras crecían sanos y fuertes gracias al lechero L, porque la leche es un alimento muy importante. Nuestro llllechero hacía mantequilla con la leche que le sobraba y se la vendía al pastelero… ¿Quién es el pastelero? El señor P, ¡naturalmente!

El lechero L preparaba batidos que llevaba a la doctora para que se los recetase a los niños enfermos, y hacía queso para vender, porque el queso es muy nutritivo y pone tan fuerte como la leche.

Todas las mañanas, el lechero L se levantaba muy temprano para ordeñar las vacas. ¿Quién sabe qué es ordeñar vacas?… Sacarles la leche. Muy bien. La ponía en lecheras muy grandes y la llevaba con un carro por la ciudad. Ahora ya no se compra así la leche, ¿verdad?

Al llegar cerca de las casas de sus clientes, gritaba: «¡Lllleeeecheeeeroooo!». La gente dejaba sus trabajos y salía a la calle a comprar la leche necesaria para su familia.

Los reyes hacían lo mismo, porque también necesitaban leche para sus hijos. A la princesa O y al príncipe E les encantaba la leche fría. La tomaban a la hora de comer como si fuese agua. La princesa I solo tomaba medio vaso, porque, como era tan delgada, enseguida se llenaba.

Con ella también hacían ricos flanes, natillas o chocolate para mojar los picatostes que el panadero P les llevaba cada mañana.

¡Qué ricos, pero qué ricos que estaban! Hasta la princesa I se alegraba cuando sus padres preparaban aquellos deliciosos postres.

El príncipe E, tan travieso como siempre, un día quiso levantar la pesada lechera que el señor L había dejado en el jardín. Cuando ya había conseguido levantarla, tropezó y se cayó, y, con él, la lechera y la leche. Parecía que se había dado una ducha de nieve, con toda la leche por encima. ¡Estaba tan blanco!

Un perro que había por allí se acercó a lamer toda la ropa del travieso príncipe E. Como siempre, acabó en la ducha. Tuvieron que ponerle ropa limpia. El rey U pagó la leche derramada, pero luego el príncipe tuvo que ir devolviendo el dinero, quitándoselo de sus propinas. Era justo. Así aprendería a ser más cuidadoso.

Normalmente, cuando el lechero terminaba su trabajo, se iba al huerto a cultivar y a coger llllechugas, que le encantaban para la ensalada. Un día se llevó de paseo a las vacas. Las dejó a la orilla del río pastando, pero, cuando se dio cuenta, ya las tenía dentro del huerto comiéndose las lechugas, así, solas, aunque no estuvieran aliñadas como en la ensalada… No pudo enfadarse, pues la culpa era suya por no tener más cuidado. Otra vez las dejaría atadas para que no hiciesen travesuras.

Para hablar como el llllechero, tenemos que tener la boca abierta y la punta de la lengua detrás de los dientes superiores. Hagamos nosotros de lechero y gritemos como él: «¡Llllecheeeeroooo, llllecheeeeeroooo, rica llllecheeee! ¡Llevo nata, mantequilla y queso! ¡Llllechero!».

Vamos a ver qué podemos decir cuando la «l» va en compañía de los reyes y de sus hijos: «Lu, la, li, lo, le». Fijaos bien en cómo suena, porque luego os presentaré a un primo suyo que es el portero del palacio de los reyes.