Excursión al Planetario

Hoy hemos ido de excursión al Planetario, para poder conocer un poquito más sobre las estrellas, los planetas, el Sistema Solar… y todo ello a través de la historia ¨El cielo de Cloe”.

La periodista K

Hoy al llegar a clase, después de muchos días de vacaciones, nos hemos encontrado con la visita del Señor Estudioso y no venía solo, sino que la Periodista K venía con él.

Y esta vez vimos dos cuentos, y pudimos aprender el sonido de Ca, Co y Cu:

Día de los abuelos

Ya se acabaron las vacaciones!!! Esperamos que lo hayáis pasado genial.

El último día de clase, pudimos disfrutar de una visita muy dulce y especial: Los abuelos!

Ese día pudimos compartir con ellos una merienda muy especial, nos trajeron dulces hechos por ellos, nos pusimos las botas!!

Después con su ayuda, pintamos también un mural que nos quedo precioso.

Aquí os dejamos las fotitos para que podáis verlo.

DÍA DE LOS ABUELOS

Buenos días a todos,

Esperamos que hayáis disfrutado de las vacaciones de Semana Santa.

Justo antes de irnos de vacaciones, tuvimos una visita muy especial en nuestra clase… ¡Vinieron nuestros abuelos y abuelas!

Hicimos un mural entre todos y probamos un montón de dulces caseros que trajeron para su visita. ¡Estaban todos buenísimos!

Numicon addition

Hello everybody!

As you already know, we love learning with Numicon, because we learn and discover many things related to maths, always by playing.

Last month we have been learning to add, so today we practiced the addition with Numicon.

Firstly, we put different numbers together during the circle time and found out what the solution was. After, we drew and wrote the solution of different additions in our book.

Here you have some pics…

Canal Educa

We have learned the different moments when we use the water:
– for was our hands
– for water the plants
– for brush our teeth
– for use the toilet
– for take a shower
– for cook…
Finally we have learned the importance of the water in our life!
Hope you like it! :)

Dante el elefante

Hoy ha venido a visitarnos Dante el elefante, la mascota de Canal Educa. Con él hemos refrescado la memoria de la importancia que tiene el agua para el planeta, para los animales y para nosotros.

También hemos aprendido cómo cuidarla y no malgastarla.

EL PRÍNCIPE E

El príncipe E es el segundo hijo de los reyes del País de las Letras. Os lo voy a presentar enseguida para que lo conozcáis.  Tiene los pelos muy revueltos, lo que le da un aspecto de muy travieso. No para ni un momento; siempre está corriendo de un sitio para otro. Le gusta descubrir todo antes que nadie, porque es muy curioso y siempre está preguntando para qué sirven las cosas y cómo funcionan. Como es tan inquieto, prefiere estar en el jardín de palacio que en su habitación. Es el que mejor conoce todos los rincones. Pero, como también es muy despistado, a veces mete el pie donde no debe o pisa las flores sin darse cuenta. Por eso, el jardinero tiene que estar pendiente de que no se haga daño al tropezar con una piedra o se caiga al estanque de cabeza. En su despiste, el príncipe E nunca se entera a la primera cuando le llaman. Siempre responde dos o tres veces antes de enterarse de lo que le dicen: «¿Eh? ¿Eh?». Por eso le llaman príncipe E. Cuando era pequeño, le regalaron un elefante de verdad y, desde entonces, es su mejor amigo, aunque ahora el animal es enorme. Todos conocen al elefante del príncipe y nadie se asusta, incluso el erizo, con el que una noche tropezó en el jardín y se pinchó; son ahora muy buenos amigos.

Cuando el príncipe E quiere montarse encima del elefante, este se pone de rodillas para que él suba como si estuviese ascendiendo a una montaña. Al llegar arriba, dice muy fuerte: «¡Timbo, arriba, levanta!», y Timbo se levanta obediente y empieza a caminar. Así pasan horas y horas sin cansarse ninguno de los dos. Al príncipe le encanta estar subido a Timbo porque desde ahí arriba dice que se ven requetebién todas las cosas que están más altas que él. Ve las peras maduras de los árboles y puede cogerlas… ¡Qué ricas! Ve los nidos de los pájaros y cómo nacen los polluelos rompiendo un poco los huevos con el pico… Ve las campanas de la torre tocando de alegría: ¡Talán, talán, talán!  Cuando sus hermanas le piden una pera o subir un rato al elefante, se hace el despistado con su acostumbrado: «¿Eh? ¡Estoy tan alto que no oigo nada!». Sus padres le advirtieron que, si no dejaba jugar a las princesas, llevarían el elefante a un circo, y el príncipe no tiene más remedio que dejarlas subir. La princesa O se cansa mucho al intentarlo. Un día, se cayó rodando por la cola del elefante, cuando este echó a andar, así que dijo enfadada: «Esto es muy cansado, me aburro y no quiero intentarlo más». En cambio, la princesa I sube y baja muy deprisa sin caerse. En verano, el elefante se coloca al lado de la piscina, y los príncipes, al deslizarse por la trompa a modo de tobogán, caen dentro del agua con gran alegría y alboroto. Otras veces, si han jugado mucho y están llenos de polvo o de barro, el elefante llena su trompa de agua y, cuando están descuidados, les da una ducha. «¡Qué bien! ¡Qué divertido!», dicen el príncipe E y la princesa I, y vuelven a empezar.